El otoño

Hoy, con O, hemos llevado a la guardería, una caja de zapatos llena de tesoros del otoño. Esos tesoros consistían en:

Hojas de àrbol de diferentes colores (amarillas, verdes, rojizas…), ramas de nogal, de olivo con sus olivas, de ciprés, piñas, nueces, avellanas y creo que nada más. O lo llevaba muy contento pues él fue el recolector de este más preciado tesoro que nos presta esta estación y lo llevamos del huerto de su abuelo por lo que hace todo el proceso más especial. Esta actividad permite a papás y a maestros fomentar el uso de nuevas palabras, potenciar el tacto con diferentes texturas, inculcar valores como el respeto al medio ambiente, etc. y muchas más. A O, como a todos los niños, le gusta mucho observar y tocar, escuchar y experimentar con cualquier cosa que le llame la atención y este interés hay que aprovecharlo para contarle cosas, enseñarle, hablarle, mostrarle, etc. para estimular el habla, la creatividad, la curiosidad… ¿Como aprenden mejor? mirando, tocando, cantando y bailando, estas acciones promueven la memoria y la asociación de conceptos y significados.

Os pongo el enlace de un blog en el que hay recursos educativos sobre el otoño (también encontraréis el enlace en la pestaña recursos educativos).

Anuncios

Reanudando…con la “castanyada”

¡Hola de nuevo! mucho tiempo sin escribir nada…muchas cosas han pasado ya y no os las he contado…y, sobretodo, muchas ganas y mucha necesidad de reanudar la actividad bloguera pero he estado muy ocupada y todavía sigo estándolo.

Bueno, vamos a ir al grano. ¿Sabéis que? O ya hace dos meses que anda y su afan de descubrir y explorar, con tanta autonomía, se ha multiplicado por 4. Además, en septiembre empezó a ir a la guardería y no veas lo bien que se lo pasa, estuvo unos días llorando cuando lo dejábamos, es normal porqué se tenía que adaptar a una nueva rutina, eso significaba no ver ni a papá ni a mamá durante 4 horas y media cada día y quedarse con adultos y niños que nunca había visto, significaba no dormir por las mañanas (O es muy dormilón…) y a tardar una horita más en comer..en fin, todo un conjunto de cambios que el niño ya ha asimilado.

El miércoles por la mañana fui a la guardería para hacer de castañera, cantamos, bailamos e hicimos los famosos panellets con la clase de la señorita Nuria que no es la profe de O, pues él està en otra y en su clase les visitó otra castañera. Haciendo este personaje me lo pasé muy bien, los niños estaban alucinados y pasé un rato muy divertido, las profes son muy dulces y muy majas con los peques y me fue bien para ver como es una clase con ellas. Por la tarde, celebramos la “Castanyada”, los niños se disfrazaron de castañera (les pintaron las mejillas rojas y les pusieron un pañuelo en la cabeza) y padres y niños comimos panellets y castañas, cantaron canciones con la ayuda de los mayores y jugaron un buen rato. Nos visitó la castañera (que yo no era, era una de las chicas que estan en prácticas en la guardería) y a la hora y media ya terminaba la fiesta y nos íbamos todos.

Yo formo parte de la AMPA, ayudo y colaboro en la organización de las actividades. Es bonito hacerlo y me gusta involucrarme en la escuela donde va mi hijo.

A vuestros hijos, ¿como les va?, ¿los lleváis a la guardería?

Sábado de zoo y domingo de ramos

Sábado pasado (31 de marzo) fuimos al zoo.

 

 

O lo miraba todo detenidamente, como hace siempre, en verdad ahora le da igual ver un gato que ver un elefante o una jirafa, todavía es pequeño pero como iban al zoo nuestros sobrinos, O tampoco podía faltar. Pero…¡Cómo miraba los delfines en el espectáculo con sus cuidadores! Yo me emocioné especialmente, será por el ambiente en el espectáculo, será la confianza de estos animales maravillosos con sus cuidadores y viceversa, será el estar con mi pareja y mi hijo…En fin, hizo un día soleado, íbamos en manga corta y tomábamos bebidas frías. ¡Qué bonito día! ¡y que cansancio! llegamos a casa destrozados…a O le pusimos una gorra y le untamos de crema solar de alta protección y aun así cuando llegamos a casa todavía tenía las mejillas rojas. Hay que ir con cuidado con el sol y los bebés, sobretodo O que además de ser pequeño tiene la piel muuuy clarita como yo. A partir de ahora, hay que ir poniendo cremita para que el sol no dañe su delicada piel.

 

 

En este enlace habla de las quemaduras del sol y de la prevención en bebés. Hay que seguir los consejos porque los bebés tienen la piel delicada y eso les puede perjudicar de por vida.

El domingo, 1 de abril, era domingo de ramos y fuimos a bendecir el palmón de O. En verdad no soy creyente y mucho menos practicante pero fuimos con mis sobrinos todos juntos y es bonito verlos a todos tan contentos haciendo algo unidos, además, no hace mal ir a que nos bendigan el palmón, ¿verdad? al fin y al cabo fue divertido, pasamos un día de domingo soleado y alegre, disfrutando del sol, la gente y la buena compañía y luego nos fuimos todos juntos a comer en casa de mis suegros. ¡Qué mejor manera de pasar el domingo juntos!

Día Internacional del Libro Infantil

Feliz Día del Libro Infantil.

 

Pronto será Sant Jordi (San Jorge) y ya sabéis que en Cataluña es el día del libro.

 

Manifestación contra la reforma laboral

La manifestación ha tenido una gran participación, había mucha gente unida por un mismo motivo. Es precioso ver a tanta gente luchando y protestando por lo mismo, por los derechos sociales y laborales de todos. En fin, os dejo una pequeña muestra de dicha manifestación, de la cual ha participado mi pequeñín que, por cierto, no ha parado de reirse, se lo ha pasado muy bien con el ruido de los pitos, gritos de la gente, tambores, petardos..no se ha asustado nada, al contrario. Es un campeón!

 

Sol y calor

¡Qué día más estupendo hoy! Por la mañana no hemos salido, yo he aprovechado para hacer cosillas en casa, jugar con el peque, poner lavadora, organizar la comida… Y a las 4 de la tarde teníamos hora al pediatra, pues O. todavía sigue con ese resfriado, su tos y sus moquitos en la garganta y como me ha parecido que tiene más que hace unos días pues mejor prevenir y asegurar-se, ¿verdad? Pues la doctora ha dicho que está bien, que siga limpiándole los moquitos y nada más porqué los moquitos no se le van al pecho ni al oído, por tanto, yo estoy mucho más tranquila. Ý después de la visita médica, lo he llevado a la peluquería para que le arreglaran los pelos que pobrecito mío ya le hacía falta, no es que tenga mucho pero lo tiene descompensado y me lo han dejado más precioso de lo que suele estar… ¡me lo como entero! Y se ha portado tan y tan bien que nos hemos ido a dar un paseo de 3 horas, hacía un día tan soleado, a 25º, un calorcito que daba mucho gusto salir con esa temperatura.

Mañana repetiremos, saldremos y disfrutaremos de esta temperatura maravillosa que la primavera nos regala y además serà día de huelga general y hay que apoyarla hasta el final e iremos a la manifestación porque el problema es de todos y la reforma laboral no favorece en nada al trabajador ni menos promociona el trabajo, des de luego que hay que apoyar y participar en la huelga, no solo no yendo al trabajo los que tienen trabajo sinó no comprar en ningún establecimiento, hacer mínimo consumo de luz, gas, agua..posible, no utilizar transporte público, participar en los foros que se habla del tema, dar nuestra opinión sobre la reforma laboral, no ir al banco ni sacar dinero del cajero, si alguien estudia que no vaya a clase…todas estas son acciones que ayudan a colaborar con la huelga, ayudan a mostrar y fomentar el desacuerdo a la reforma laboral.

 

 

Bienvenida primavera, bienvenida lluvia

Con la llegada de la primavera, llega la lluvia. ¡Pues bienvenidas sean las dos! O estrena la estación con tos y yo con fiebre y tos.. Pobrecito, no es que tenga mucha la verdad, tose poco pero se le notan los moquitos en la garganta y me he puesto pensar en los truquillos caseros para sacarle los mocos y solo se me ocurre:

El aspirador y el suero fisiológico: tiene mocos secos en la nariz, los mocos blandos estan en la garganta y con el aspirador no saldran ¿no?. Luego lo probaré, ahora justo ha terminado de merendar.

De todas formas mañana tiene hora al pediatra, ayer le noté un leve ruidito en la garganta però hoy ya tiene tos, aunque sea poca. Como no quiero arriesgarme a que le empeore, mañana a ver que nos dice la doctora. Mi sobrina (que tiene 15 meses) lo ha pasado muy mal con su constipado y se le empeoró sobretodo porque no había manera que el doctor le diese antibiótico y estuvo un mes con muchos mocos, los vomitaba, y de la fuerza que hacía al sacarlos por la boca se le salieron puntitos rojos de sangre en los poros de la cara..y ya os podéis imaginar lo que pasaba la niña y la preocupación de sus papás.

Pobrecito O, está contento pero no protesta, ni juega ni se mueve mucho..está apagadito, me da una penita, y yo con mi tos y mi fiebre pues tampoco es que esté con ánimos de mucho, pero hay que cuidarle,¡ esto está claro! aunque estubiera a punto de morir sacaría las fuerzas.

Bueno, aquí termino esta entrada. Nos vamos a descansar.

¡Bienvenidas primavera y lluvia!

¡Marcha, marcha, quiero marcha!

Des de hace, más o menos, una semana, he notado que O tiene más marcha. En otras palabras: está más espavilado que nunca.

Se ríe por todo, se balancea bailando cuando està encima mío, habla más, lo toca todo más, se fija más en las cosas (sobretodo en los pequeños detalles) y se enfada más cuando no consigue llegar a algo o cuando le quitas algo de las manos que puede ser peligroso pero que para él es ¡tan atractivo!

Ahora, perfectamente sabe hacer la croquetilla, en la cuna también, segun como esté situado haciéndola se queda estancado pues si la hace transversalmente a la cuna, no puede moverse y se enfada, se queja hasta que papá y mamá van a su rescate. La verdad es que nos divertimos mucho, va probando cositas, maneras de hacer las cosas y un día de estos empezará a ¡gatear! y entonces ¡ya no lo pararemos!

El sábado, fuimos al cumpleaños de su amiguita I, justo cumplió su primer añito. Fue una reunión muy bonita, hicimos una merienda-cena, pequeños y mayores lo pasamos muuuuy bien. Fue en esta fiesta de cumpleaños donde nos dimos más cuenta de estos cambios porque fue un pequeño protagonista de la fiesta, ¡cómo se lo pasó! y hasta las 23:00h no se durmió, aunque hacía ya mucho rato que tenía sueño pero ¿cómo se iba a ir a dormir en el momento en el que la fiesta más le gustaba? todos le hacían caso y él con sus pallasaditas y sus carcajadas enamoraba a los mayores. Ahora bien, se pasó la mañana del domingo durmiendo como una marmotilla…

Hoy es el Día del Padre y San José, así que Felicidades a todos los papás y a todos los Josés. Nosotros ya tenemos el regalito hecho para papá, mañana si puedo os lo enseño.  Os deseo un feliz día:

Se ríe, es feliz

¡Qué bonita la risa de mi niño! se ríe mucho y taaan a gusto…me pasaría el día escuchando su risa. Es un modo de socialización e interacción con los demás.

¿Qué cosas le provocan las carcajadas a O?

1. Los sustos le encantan, pega un bote y se parte de la risa aunque se lo hagamos varias veces seguidas, no se cansa.

2. Los sonidos que hacemos con la boca (estornudos, vocecitas diferentes, pedorretas, silbidos, onomatopeyas de animales…).

3. Las caras raras que le ponemos, se vuelve loco de la risa.

4. Las cosquillas en las ingles, en el pecho, en la espalda y en la axila son donde tiene más. Le hacemos las cosquillas con dándole mordisquitos con la boca, también cosquillas con la nariz y la mano.

5. La velocidad. Muchas veces cuando lo llevo de paseo en el cochecito empiezo a acelerar el paso hasta correr y se ríe sin parar.

6. La altura, levantarlo de manera que ve las cosas des de la perspectiva aérea le apasiona, no solo se ríe sino que se asombra vernos a nosotros y a todas las cosas des de arriba.

7. Bailar y botar, en definitiva, el movimiento acompañado o no del canto de una canción.

8. La risa de los papás. A veces papá y yo nos reímos de algo que el niño hace y terminamos  los tres riéndonos, nos pegamos la risa entre nosotros, un momento precioso.

En este enlace se habla de los beneficios de la risa/sonrisa de los bebés.

Introducción a la higiene dental

A los 4 meses, a mi niño ya le salieron los dos dientecitos de abajo y ahora con 8 ya tiene tres abajo y  dos palitas arriba.

Cuando le salieron los primeros, el pobre lo pasó muy mal ya que se le juntaba la salida de los dientes con dolores de cólicos (que le duraron hasta los 4 meses y medio) y entre una cosa y la otra estaba desesperado. Para los cólicos, solo podíamos darle mimitos y amor y para los dientes le poníamos en las genivas, un gel que le refrescaba y le calmaba el dolor y alguna vez, sobretodo por la noche si no podía dormir del dolor, unas gotitas de paracetamol (le poníamos directamente a las genivas y luego se lo tragaba). Ademàs, pues le dábamos mordedores sacados del frigorífico però no le gustaban mucho y tampoco le cabían en la boca, así que una amiga mía me recomendó que le comprara un cepillo de dientes, morderlo le calmaría. Entonces el niño era demasiado pequeño para sostener nada en la mano, así que se lo ponía yo a ratitos y parecía que no le disgustaba, pero luego ya se le pasó el dolor o, almenos, se le calmó lo suficiente para no quejarse tanto y ya de cólicos no tenía nada.

Al cabo de un tiempo, ya le empezaban a inflamarse las genivas superiores por lo que auguraban la salida de nuevos dientes, así que cuando él se sentía incómodo le ponía el gel refrescante. Me acordé del cepillo de dientes, pero era demasiado largo y se lo ponía tan para dentro que se atragantaba, así que dejé de darle el cepillo (era el único que encontré para niños pequeños, pero era para niños de 2-3 años).

Sus primeros 4 dientes

Un día leí en una revista, que en cuanto les salen los dientes a los niños es importante lavárselos “con una gasita después de comer”, decía quien escribió el artículo de esa revista, pero yo en verdad no lo veía muy práctico y volvía a acordarme del cepillo de dientes! Entonces  ¡vi unos cepillos para bebés de 0 a 2 años! ¡esos sí que eran buenos! pequeñitos, cortitos y anchitos, pensados para cogerlos sin atragantarse. Compré uno, y siempre se lo doy a O después de cada comida y le digo “cariño, ahora toca lavarse los dientes, toma tu cepillo”. Es una buena manera de introducirle el hábito de la higiene dental, ¿verdad? y da igual si le duelen o no los dientes, sea como sea, a él parece que le gusta su cepillito.

Su cepillo de dientes